miércoles, 24 de diciembre de 2014

Centro de mesa navideño de última hora, rápido, fácil y barato

Una entrada rapidita de última hora con un DIY muy fácil y rápido de hacer para adornar la mesa estas fiestas navideñas.

Se trata de un centro de mesa, para el cual necesitas un bol de cristal, una cinta ancha, espumillón, un cirio o vela grande y apenas cinco minutos...


Rodeamos el bol con la cinta y lo unimos con un par de puntadas de hilo, o cinta adhesiva de doble cara, silicona, etc.



Introducimos una tira de espumillón, así como hecho una bola, sin complicarnos.
Hacemos un poco de hueco en el centro con el dedo e introducimos el velón.



Ya está, un centro de mesa rapidito y resultón.




Con un tupper de cristal cuadrado hemos hecho un servilletero a juego para el centro de la mesa.

¡FELIZ NAVIDAD!

A lo largo del día intentaré subir el resto de fotos.

martes, 2 de diciembre de 2014

Play Foam, más diver que la plastilina

Hoy abrimos el cajón de las manualidades del cachorro.

Es donde guarda, desde hace un tiempo, las bolitas Play Foam de Learning Resourcers.
Las descubrimos  cuando fuimos a encargar los libros para el cole. Era un blister con ocho compartimentos de lo que parecían bolitas de poriexpan de diferentes colores. Estaba en la sección de manualidades junto a las plastilinas; y me pudo la curiosidad...



En el blister, con mis nociones de inglés básicas, pude entender : No mancha, nunca se seca. Y no necesité más...
¿Una pasta moldeable que no mancha? ¿Y que encima no se seca? ¡Madremiadelamorhermorso! ¡Y yo con estos pelos!
Pero no los cogí. Primero tenía que indagar sobre ello, no me lo acababa de creer. Yo seguía viendo un montón de bolitas de poriexpan, la cosa no me cuadraba.
Pero sí, nada más llegar a casa salí de dudas.
Ante mi una chica en un stand de Play Foam, amasando, pellizcando y pasando por la moqueta dichas bolitas. No vi que soltara ni una, ni le vi restos en las manos; las bolitas hacían una masa homogénea, una masa que se podía espachurrar, estirar, separar... Y hacía un ruidito peculiar, como un crujido húmedo... que me daba entre grima y unas ganas locas de meter la mano y espachurrar y remeter los dedos entre las bolitas.

No llegué a descubrir con que material se fabrica, solo te indica que no son tóxicas. Pero investigando por la red llegué a la conclusión que se hace con algún tipo de mezcla con las bolitas de poriexpan, borax y pegamento; o al menos así parecía que hacían las versiones caseras, aunque estas no me acabaron de convencer en cuanto a no manchar y no secar. No se veían tan limpias.

Así que unos días después volvimos a la tienda a por un blister de los grandes, que trae cuatro colores sencillos y cuatro con brillos (como purpurina pero más grande). Este tenía un precio de unos 10€, el pequeño de cuatro colores costaba sobre los 5€.
No tardamos en abrirlos al llegar a casa, nos moríamos por probarlo, no sé cual de los dos tenia más ganas jeje.
Empezamos con la amarilla de brillos, al principio me chasqué, esto no pintaba como en los vídeos que había estado mirando, no salían de una pieza de su hueco y se pegaban cosa mala.
Empezamos a amasarlo, la sensación es rara, de hecho parece ser que es una herramienta muy útil para los niños con problemas sensoriales; mientras yo amasaba aquel amasijo de bolitas amarillas me parecía cruel hacerle pasar por ello a un niño con esas particularidades, me estaba siendo bastante incomoda su manipulación, demasiado pegajosa, era imposible deshacerse de las bolitas que se te pegaban, no podías modelar porque se te enganchaba, era casi agobiante. Entonces vi la mesa del escritorio con rastros amarillos, ¡y eso que no manchaba!, nos miramos las manos y estaban amarillas igual, mi gozo en un pozo. Encima tras lavarlas con agua y jabón varias veces eso no salía, las manos seguían pegajosas, tuve que recurrir a un algodón empapado en alcohol y frotar y frotar para ir sacando las virutillas de ¿pegamento? amarillo.
Pero no me resigné, como esa noche hacía mucho calor (demasiado) pensé que lo mismo la temperatura le había afectado, así que al día siguiente volvimos a probar tras meterla un rato en la nevera. ¡Ahora sí!
Seguía manchando un poco la mesa, pero pasabas la "plasta" por encima y se iba. Así que ya abrimos el resto de colores, que no habíamos metido en la nevera junto al amarillo, y los probamos todos. Fue una gozada, no se pegaban, no manchaban, no dejaban rastros... Ahora sí veía la utilidad para la terapia sensorial.
Me di cuenta que los colores básicos son más secos, y los brillantes parece que son algo más pegajosos, pero no incomodan para su manipulación.
Es un tacto extraño, me pasaría el día entero espachurrandolo entre mis dedos; y ese ruidito que hacen... es que me pirra y a la vez me relaja. Sin darnos cuenta se nos hizo de noche, estuvimos casi tres horas seguidas creando y creando, ¡nos pasó el tiempo volando!
La mesa impoluta, igual que antes de sentarnos a jugar. Las manos limpias y sin olor. Nada que ver con la plastilina, que además de manchar a mi me da mucho asquito el olor que tiene y encima con ese color caca tan desagradable que acaba teniendo gracias a las pequeñas mezclas que se le va haciendo con las creaciones. El Play Foam en cambio si los mezclamos hacen una bonita masa multicolor. Aunque en casa preferimos usarlos por separado para dar más detalle a las creaciones; estoy por comprar otro blister para tener más cantidad por color ya que a veces se nos hace corto para depende que creaciones.

Es muy moldeable, las posibilidades son infinitas, y el tacto que tiene es muy divertido. Lo recomiendo al 100%



RESUMIENDO:
  • A partir de 3 años
  • No mancha
  • Fácil de recoger
  • Desarrolla psicomotricidad fina
  • Desarrolla creatividad
  • Estimulación sensorial
  • Coordinación ojo-mano
  • Relajación
¿Lo conocías? ^_^
Una imagen vale más que mil palabras...



-No es una entrada patrocinada-
Enlace de afiliado:

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Tag Sugestôes; mi peli, serie, libro y comida favoritos.

Volvemos con una de esas cadenas blogueras, esta vez de la mano de Gololo y Toin el cual nos propone el Tag Sugestôes, día de las sugerencias.

Tag Sugestôes consiste en contaros nuestra peli, serie, libro y comida favoritos a los lectores del blog, y así acercarnos y conocernos un poquito más y aportar ideas si no sabes que ver, leer o cocinar. También podemos añadir dos recomendaciones cualquiera al final de la entrada.
Como toda cadena, al final tenemos que nombrar diez blogs para que hagan lo propio, es lo único que me tira para atrás de estos movimientos, aunque me encantan, ya que no conozco tantos y menos sin haber sido ya nominados. Todavía debo algunos de nominaciones anteriores.
Pues bueno. vamos al lío...


Mi película favorita es...

Creo que podría decir que la saga de Regreso al futuro. He perdido la cuenta de las veces que la he visto y sigo disfrutando de ellas como si fuese la primera vez. Sobretodo como unen las tramas en las siguientes entregas. Pero si se trata de elegir una, obviamente, me quedo con la primera, siempre son las mejores de cualquier saga ^_^




Mi serie favorita es...

Pues no podría decir que tengo una favorita, la verdad. Pero estuve muy enganchada y me reía muchísimo con Como conocí a vuestra a madre. Además el final me encantó. Si tuviese que volver a ver una serie, elegiría esta ^_^










Mi comida favorita es...

Macarrones con (mucha) salsa a los cuatro quesos, mmmmmm  y un buen trozo de pan para poder rebañar el plato, no necesita ni pasar por el lavavajillas, jajajaja






Mi libro favorito es...

La cosa está reñida entre La sombra del viento de Carlos Ruíz Zafón y El brillo de las luciérnagas de Paul Pen, debería releer el primero para tomar una decisión más acertada, se llevan muchos años entre la lectura de uno y del otro. Aunque siendo dos libros de temáticas tan diferentes creo que sería imposible decantarse por uno.
Ambos fueron devorados con ansia, de esos que empalmas un día con el otro y que te mantienen con la intriga durante todo el tiempo.



Sobre lo del par de recomendaciones...
La primera; llevar a cabo una de mis premisas en la vida de la mano de Séneca:


Para ser feliz no te importe que te crean tonto




Que viene a ser un, "no dejes de hacer algo que te gusta, o divierte, sólo por el que dirán"

Y la segunda; párate a mirar, apreciar y valorar los pequeños placeres del día a día; los cuales, la mayoría del tiempo no le solemos prestar atención, como quitarte los zapatos al llegar a casa después de un largo día, o la sensación de unas sabanas recién puestas tras una buena ducha, etc.



Y ahora mis nominados y me voy a saquear la nevera, que después de pensar en mi plato favorito se me ha despertado el gusanillo...

Pitigüita & more
Tricotoseando
Las 7 vidas del gato
Artellandoconmismanos
Mi mundo
Adivina Cuánto te quiero
Bebés y Especias

lunes, 28 de julio de 2014

Mini Arco, ¿deberes o juegos para las vacaciones?

Hoy abro un cajón del escritorio...

No soy simpatizante de los deberes, mucho menos los fines de semana o vacaciones; los adultos no nos llevamos trabajo a casa para no bajar el ritmo el Lunes o para practicar cuando entramos nuevos. Los días de descanso son eso: DÍAS DE DESCANSO.

Pero eso no conlleva que en casa no estimule o ayude en el desarrollo y aprendizaje del niño, sobretodo ahora de cara al verano que hay tantos días de no hacer nada. Lo que pasa es que nosotros no usamos fichas o libros de ejercicios, tiramos más por una metodología basada en el juego, manipulación y experimentación (tipo Montessori).
Casi todos los juegos de mesa que tenemos en casa están comprados para trabajar las diferentes áreas que nos convengan, el niño no se da cuenta de que está estudiando o aprendiendo.
Por ejemplo, con un Hundir la flota estuvimos trabajando las primeras nociones de letras, la motricidad fina y la coordinación ojo-mano preparándole para la lecto escritura; con el Monopoly Junior (y la ayuda de un mini ábaco) sumas y restas de centenas y equivalencias; etc., etc.

Mini Arco, que descansa en nuestro cajón del escritorio, no es bien bien un juego, pero tampoco es una monótona ficha de papel. Es un estuche de doce piezas (los hay también de veinticuatro) con el que resolver diferentes planteamientos y comprobar tu mismo si has cometido errores y cuales son para pensar y rectificar en que te has equivocado. La primera vez que lo usamos me di cuenta al instante de lo maravilloso que era para su autoestima al no tener a nadie que le señale su error y sobretodo al ser capaz él mismo de dar con su fallo, entenderlo y corregirlo.


Yo recuerdo haberlo usado en el cole en mis primeros tiempos en las aulas, nos lo solíamos rifar en las horas de juego, a mi me gustaba y entretenía mucho, más que un trabajo me era un pasatiempo muy ameno del que disfrutaba.
La gracia de Mini Arco para el niño es que tiene pinta de puzzle, detrás de cada ficha numerada del 1 al 12 (o del 1 al 24 en el estuche grande) hay una figura geométrica pintada de un color las cuales al finalizar el problema tienen que darte una forma y colores particulares señalados en el cuaderno de planteamientos, el niño se toma como un reto dar con dicha figura a la primera y vive como un triunfo de partida el conseguirlo lo más rápido posible o con menos intentos fallidos.

El estuche Mini Arco se complementa con diferentes cuadernos de planteamientos, nosotros tenemos:

  • Ejercicios de concentración 1, parecido al buscar las diferencias, tienes doce figuras muy parecidas y has de dar con cada una de sus parejas en la página contigua, hay casas con ventanas coloreadas y en blanco, ruedas con circulos internos de diferentes grosores... 
  • Pre-lectura 1, doce figuras geométricas, series, muelles en diferentes posiciones, parejas de letras parecidas entre ellas...
  • Pre-lectura 2 ejercicios para disléxicos, aunque el anterior lo veo muy adecuado también para ello, en este predominan las letras, en un mismo problema suele haber las mismas letras en diferentes posiciones (en espejo, boca abajo...) también hay series más rebuscadas con letras, números o figuras muy parecidas a ellos y variando la posición de alguna dentro de la serie; y otros de buscar una letra escondida en la silueta de un dibujo.
  • Primera lectura letra de imprenta, como las típicas fichas de unir con flechas el dibujo con su palabra escrita, otros de señalar la letra o silaba que falta, indicar la letra con la que empieza un dibujo...
  • Ejercicios de aritmética 1, empieza con sumas y restas en dibujos de animales; los hay para buscar el resultado y otros donde te indica el resultado y has de indicar el grupo de animales que falta para que de ese resultado. Luego avanza y tienes que buscar su equivalencia en números, para pasar a números dándote el resultado en grupos de animales, etc. Al final son 12 sumas y restas basadas en un mismo numero, sumas y restas con el 1, el 2, el 3... hasta el 10. Arriba salen grupos de bolas o dibujos para ayudar a contar y descontar de forma más visual. 
  • Figuras y formas 2 reconoce y compara analiza y combina, grupos de piezas geométricas de colores, buscar la pareja, el grupo con los mismos, buscar la mitad, la pieza que falta...
Y ahora acabamos de comprar:
  • Aritmética 2 con números del 10 al 100, son puras sumas y restas de varias cantidades, las hay de dos números como sumas o restas de hasta cinco números, tanto de decenas como de unidades, juntos o separados en una misma operación.
  • La hora y el calendario, últimamente anda preguntándome que hora es las 17:00 etc. y aunque tiene un reloj de Vitech para trastear, jugar y comparar; me pareció interesante que tuviese un Mini Arco para que también lo haga en tipo puzzle y sea más consciente del fallo cometido y su corrección, cosa que el reloj no le aporta, y así tener un entretenimiento extra (y nuevo) este verano.
Cada cuadernillo tiene un precio de entre 2,90€ y 4€, aunque también puedes confeccionarte tú tus propias fichas personalizadas aprovechando la afición que tenga el niño: sumar piratas o dinosaurios, completar palabras de jugadores de fútbol..., o para otras temáticas que no están disponibles en los cuadernillos (al menos yo no los he localizado) como el espacio, animales de la naturaleza, el cuerpo humano..., las posibilidades son infinitas.
Se puede usar desde infantil hasta secundaria (o más, ya que también es un buen ejercicio mental para la gente mayor). Para los más pequeños que todavía no entienden de números y letras hay un estuche verde el cual lleva impresos en sus fichas, además de los doce números, una figura diferente para ayudarles a diferenciarlas mejor.



Paso a explicar un poco mejor como funciona:

Tienes doce fichas numeradas del 1 al 12 en color rojo-naranja, en el cuaderno tienes doce retos marcados del 1 al 12 en rojo y junto a él tienes doce posibles soluciones marcadas del 1 al 12 en negro.
En la parte inferior del estuche tienes marcados en orden del 1 al 12 en color negro. Así pues cojes la ficha 1 roja y miras el dibujo marcado con ese número y color, entonces buscas su solución marcada con los números en negro, una vez dada con ella colocas esa ficha en el estuche, sobre el número negro que tenía la solución que has visto en el cuaderno.
Una vez que tienes todas colocadas cierras el estuche y lo abres dándole la vuelta, de forma que las fichas queden boca abajo y se vea el dibujo que esconden, compruebas que sea igual que el que marca el cuaderno. Si hay un fallo se ve claramente, se procede a sacar esas fichas y se vuelve a cerrar y girar el estuche para comprobar y recolocar otra vez esas fichas, una vez recolocadas se cierra el estuche y se vuelve a comprobar; así las veces necesarias hasta que el dibujo-puzzle coincida con el del enigma propuesto.

Es un poco lío de explicar, así que mejor pongo un vídeo demostrativo en uso:



¿Que te parece? ¿Lo conocías? ^_^

-No es una entrada patrocinada-
Enlaces de afiliado:

lunes, 16 de junio de 2014

ME ENCANTA el olor de...

El otro día Pitigüita & more publicó una nueva sección títulada "Me encanta...". Explicaba que la idea nacía de otra bloguera (Rojo Pistacho); se había propuesto escribir treinta "me encanta" de diferentes tematicas, uno por cada año que tiene la bloguera, para incentivar el buen humor y las cosas positivas. En esta ocasión estaba dedicado a los olores que te encantan.

Me pareció una idea chulisima así que yo también me he copiado, pero igual que Pitigüita vamos a dejarlo en diez para no hacerlo una tarea pesada aunque todo sea dicho, al menos en esta temática de olores, podría poner treinta de una sentada, he puesto los primeros que me iban viniendo a la mente, esos olores que me encantan, me pirran y me hacen sentir chachipiruli ^_^





Me encanta el olor de...


  1.  la hierba recién cortada 
  2. la piel al sol
  3. la cabecita de mi cachorro
  4. el aliento de los perrillos lactantes (suena raro ¿no? :P )
  5. la pólvora quemada de los petardos
  6. los libros y revistas
  7. las papelerías
  8. la tierra mojada
  9. coche nuevo
  10. los teclados de los antiguos Alcatel (también lo he descubierto en el Kindle)
Y podría seguir con los del algodón de azúcar, el mar, la canela...
¿Y a ti que diez olores te encantan? ^_^



jueves, 12 de junio de 2014

Bombas de agua caseras. ¡¿Quién dijo calor?!

Hoy vamos a los cajones del lavadero...

...sobre ellos descansan nuestras bombas de agua caseras, secándose escurridas dentro de su cubo a la espera de la siguiente batalla.
Y es que con estos calores que casi han llegado de improviso que mejor forma de refrescarse y pasar la tarde que montando una batalla de agua.

En las tiendas podemos encontrar una gran variedad de productos destinados a empaparnos. Pero estas caseras además del ahorro que conlleva te brindan una tarde extra de entretenimiento y la emoción y satisfacción de jugar con algo que han hecho con sus propias manos.
En una tienda multiprecios compré un par de bayetas tipo esponja, ambas me salieron por 1,20€ y con ellas montamos cinco bombas de tamaño pequeño.


Las corté en tiras a lo largo y como las bayetas eran finitas (no encontré esponjas más gordas) cada tira la partí por la mitad porque sino los "dedos" iban a quedar muy flácidos y vacíos y no le darían ese aspecto de asterisco tan regordete. No hace falta que sea milimétrico, una vez atadas no se aprecian las posibles curvas del corte.
Se ponen juntas en tres filas con tres alturas (un total de nueve tiras), si alternas colores quedan más llamativas, y se atan mediante un hilo (yo usé de pescar) brida o gomita por la mitad, bien apretadito, de forma que se estrechan en el centro y se levantan las puntas dándole ese aspecto de estrella o asterisco que comentaba.


¡¡Y YA ESTÁ!!
Ya puedes bajarte a la piscina, el parque o terraza a echarte unas risas y refrescarte.


Lo suyo es hacerte con un cubito para llenarlo de agua y así ir pudiendo recargar las bombas. Nosotros las mojamos y sin escurrir intentamos hacer diana, que con sujetos en movimiento no es tan fácil jeje.
Es lo mismo que los globos de agua pero no pican al darte, no dejan todo el suelo lleno de residuos y son reutilizables una y otra vez. Los niños (y los no tan niños, ejem) se lo pasan bomba, nunca mejor dicho jajaja, combaten el calor y practican la coordinación ojo-mano.
Por tan solo 1,20€ y un cubo de agua, podemos pegarnos unas tardes llenas de risas y bien fresquitos.
¿Te animas?

miércoles, 28 de mayo de 2014

Cupets de Giochi Preziosi, ¡ menudo chasco!

El pasado mes de Abril, a través de la web de Madresfera, tuve la suerte de ser una de las elegidas para probar los Cupets de Giochi Preziosi.
El niño estaba loco de contento; como para no estarlo después de que me comunicaran que iban a mandarnos los doce modelos diferentes que se pueden encontrar en el mercado (serpiente, cerdo, ratón, rana, tortuga, pez, lobo, perro, pollo, gato, jabalí y murciélago).
No hacía mucho había estado en una jugueteria buscando un detallito resultón y barato para la dura visita que teníamos prevista con el dentista y vi una de estas cajitas pero apenas le dediqué un rápido vistazo.
Me pareció caro para ser una aplicación de móvil disfrazada de muñeco. Y la verdad es que tras haberlo recibido ese primer pensamiento se vio ratificado.

animalitos para el baño
La gracia de los Cupets no reside en el muñeco que viene en la caja, un muñequito cuadrado de plástico blando, sin más, (me recuerdan a los que usan los bebés para el baño que escupen chorritos de agua).
Su gracia reside en la aplicación "gratuita" que te instalas para poder cuidar de lo que será tu mascota virtual, como los antiguos Tamagotchis pero del s.XXI (¿no te sientes mayor de golpe?). Y entrecomillo el gratuito porque aunque en la caja te lo anuncian como tal la verdad es que estás pagando entre 9€ y 12€, depende del establecimiento, por tu mascota Cupets.
Se supone que la gracia y el super exitazo de estos muñecos es que son de realidad aumentada, esto quiere decir que si enfocas tu Cupets con la cámara de tu móvil o tablet este aparece en 3D en la pantalla sobre el fondo o mobiliario donde lo tengas puesto, vamos que es como que cobra vida en tu casa. Pero esta cualidad solo sirve para hacer fotos y de mala calidad, todo sea dicho, la resolución e iluminación de la cámara baja considerablemente. Cuando te dispones a cuidar y/o jugar con tu mascota virtual es como cualquier otra aplicación de mascotas que pueda haber en el mercado.
Pou
De hecho nosotros hace tiempo que tenemos instalado la app de Pou, un gracioso monigote al que has de alimentar, limpiar, entretener y que trae un montón de minijuegos, de plataformas, habilidad o puzzles, con los que además consigues monedas para comprarle ropa, comida y mobiliario. Las mismas particularidades que los Cupets, solo que gratis.
Con pou no tienes la posibilidad de hacerte una foto con la realidad aumentada, es cierto, pero realmente ¿cuantas veces van a usar eso los niños? ¿y realmente eso vale los 10€ que te cobran por ellos?
Sí, los cupets traen un muñequito, (aunque por eso precio también puedes conseguir un precioso peluche de Pou junto a su app), tiene un cordoncito para que te lo cuelgues donde quieras aunque no me parece buena idea ya que el código QR que trae para poder hacer la realidad aumentada no viene serigrafiado, es una simple pegatina de papel que sino se a despegado en cuatro días sí se habrá deteriorado con los posibles roces. Hubiese sido buena idea ponerla plástica que aguantan más el trote y humedades.
La verdad es que el muñeco en sí no vale mucho, podrían haberlos hecho con patas, o que se yo, algo que diera más vidilla a los niños para estimularles a jugar también fuera de la tablet, así si tu bolsillo te da para hacer la colección (10€x12 figuras...) no tienes doce dados tirados por ahí que no sirven para nada. Porque para usar la aplicación, para darle de comer, alimentarle, o usar los mini juegos no necesitas el codigo QR ni el muñeco físico.

Pero dejando aparte mi apreciación y opinión hay una cosa realmente importante y que se tiene que tener muy en cuenta y la cual a sido la causante del mega chasco del niño. No hemos podido jugar con los Cupets porque la aplicación es incompatible con nuestra tablet. Nunca había tenido problemas de incompatibilidades de apps ni en el móvil ni en la tablet, y justamente a tenido que ser con esto.
Pero lo peor de todo es que si entras en la web de Cupets y miras los requisitos mínimos para poder usar la aplicación te indica:
  • Android 4.0 o superior
  • 512Mb de RAM
Y resulta que nuestra tablet es andorid 4.1 y tiene 1Gb de RAM pero... no nos funciona, no es compatible, la aplicación directamente no nos deja descargarla, una aplicación la que por cierto tiene un peso de ¡¡¡250Mb!!! no apta para cualquier memoria... Una autentica barbaridad de espacio consumido solo por la gracieta de hacerte una mala foto con el muñeco en 3D.
Así que ya me dirás, imagina si lo has comprado después de mirar los requisitos mínimos de tu tablet o smartphone, 10 eurazos a la basura, bueno no del todo, que aún te vale de llavero o para jugar en la bañera o piscina.


Ante la imposibilidad de usarlo en la tablet un familiar me prestó su smartphone ya que el mio ni de coña aguanta el peso de la aplicación. El Cupet viene con otra pegatina a lo largo del muñeco con un código para activarlo y registrarlo. Mal sitio y mala forma de ponerlo ya que puede ser tomado por una etiqueta de embalaje y el niño tirarla ante la emoción de desempaquetar su mascota. ¿No hubiese sido mejor hacer una tarjeta con rasca o similar?  Serigrafiada, dentro de un sobre, no sé, algo más vistoso y menos proclive a su perdida.
No llegué a introducir el código para registrar la mascota por miedo a que se quedara en la memoria del teléfono, de todas maneras si tu móvil o tablet tiene la suerte de aguantar el peso de la app o de ser compatible con ella no hace falta tener un código, puedes tener una mascota gratis, cosa que aún refuerza más mi duda sobre la necesidad de gastarse diez euros en el muñequito. Así que probé con ella. No estuve mucho rato ya que me puso bastante nerviosa, la musica de fondo me estaba crispando y no fui capaz de encontrar la opción para anularla, si es que la tiene. De igual manera el alimentarlo, cuidarlo y demás no me convenció, las comparaciones son odiosas pero es que es mucho tiempo usando Pou y este es más atractivo a la hora de hacer esos menesteres. Así que al final ni probé los mini juegos, ya tuve bastante con la musiquita crispadora, aunque como había visto algo por ahí aunciado vi que venian a ser lo mismo que los de Pou.

Sinceramente, y siento decir esto siendo un post promocionado (encima el primero), teniendo en cuenta todo lo mencionado tanto del muñeco como de la app a mi me parece un gasto innecesario y exagerado para lo que es y para lo que ya se encuentra en el mercado. Y eso en el caso que puedas usarlo porque me consta que no he sido la única a la que no le ha funcionado la aplicación. ¡MENUDO CHASCO!


-Entrada patrocinada-
Enlaces de afiliado:

martes, 20 de mayo de 2014

Reconocimientos de blogs: Liebster Award

No conocía de nada a Mónica ni su blog Adivina Cuánto te Quiero aunque eso no a sido motivo para frenarle a la hora de mencionarme en su blog y hacerme participe de esta colaboración entre bloggeras.
Estas chorraditas que pululan por estos lares sirven para dar a conocer y fomentar el uso y visitas de otros blogs. Por ello ¿como no iba a aceptar con muchisimo gusto ser participe de este movimiento? Así que acepto mi parte y sigo la corriente del movimiento Liebster Award para ayudar a otros bloggeros en su despegue y a otros lectores a descubrir nuevos blogs.


- Nombrar y agradecer, HECHO, (no hacía falta ni pedirlo ¿como no iba a hacerlo si es una gran ayuda?)
- Seguir al blog... ahora sí, HECHO (me he liado un poco jejeje)
- Responder a las once preguntas que me ha planteado...:

1.- ¿Cómo conociste mi blog?:
Por el comentario que me dejaste en mi entrada comentándome que me habías acreditado con este Liebster Award, aunque todavía no le he echado un ojo.

2.- ¿Qué comentario te ha sorprendido más de tu blog?
Quizás el tuyo dándome este empujon al blog porque era la primera vez que participabas en mi blog y no te conocía de nada ^_^

3.- ¿Sobre qué temas hablas en tus entradas?
No tengo un tema fijo, hablo de mis cositas, que me llaman la atención o que uso o me gustaría usar. Aunque siendo mami siempre tiendo a revolotear por los temas maternales e infantiles.

4.- ¿Conoces a más blogueras?
Sí, algunas hay por ahí  ^_^

5.- ¿Perteneces a alguna comunidad de blogueras?
Justamente hace unas semanas me uní a Madresfera, lo vi en un blog que sigo y me hizo gracia ^_^

6.- ¿Has viajado a algún encuentro de mamas blogueras?
No, hasta hace una semana no sabía ni que existían :P

7.- ¿Animarías a otras personas a iniciar un blog?
Claro, es muy entretenido si encuentras un tema que te agrade o llene. Incluso puede ser terapéutico.

8.- ¿Por qué visitamos blogs y no dejamos comentarios?
Buena pregunta. Muchas de las entradas que yo e leído eran viejas y he pensado que ya no venía a cuento de nada, ahora que tengo un blog propio me doy cuenta de que siempre son bien recibidos incluso más si son de entradas antiguas. Por otro lado yo personalmente a veces me he sentido de más al ver que los comentarios son de gente conocida entre sí y yo no conocer a nadie.

9.- ¿Con qué frecuencia escribes tus entradas?
No tengo una regla fija, escribo cuando me visita la inspiración, lo mismo hago dos entradas en un día como que no escribo nada en un mes.

10.- ¿Qué te inspira a la hora de escribir?
Imaginar que alguien se sorprenderá como yo en su momento cuando encontré el asunto del que trato una entrada, y pensar en que le puede venir bien como a mi.
Que puedo ayudar a alguien de una forma u otra ^_^

11.- ¿Pones en las entradas fotos personales?
Alguna he puesto pero no abundan ^_^

... HECHO

- Nominar once blogs con menos de cien seguidores y notificárselo...


... Cinco de los que sigo con menos de cien seguidores (y no puedo asegurarlo porque alguno no tiene contador). Esta parte me va a costar así que viendo que no avanzo puesto que no conozco muchos blogs publico la entrada ya pero me comprometo a seguir buscando y actualizarla. Y así evito posibles futuras nominaciones repetidas (privando así a otro blog de poder ser promocionado) como a pasado mientras escribía esta entrada; Lau de Pitigüita & more también me dejó una nominacion, muchas gracias Lau.
Y ya que se ha tomado las molestias voy a añadir también sus preguntas y mis respuestas:

1.- ¿Por qué elegiste ese nombre para el blog?:
Las cositas de las que quería hablar en el blog se encuentran en cajones y ¿a quien no le picó alguna vez la curiosidad de mirar dentro de un cajón cualquiera? ;)

2.- ¿Cuándo decidiste empezar a escribir en él?:
Empecé a barajar la idea el verano de 2010 pero no fue hasta Noviembre de ese año que no decidí el nombre y como empezarlo ^_^

3.- ¿Perteneces a alguna comunidad de blogueras?:
Sí, a Madresfera

4.- ¿Por qué visitamos blogs y no dejamos comentarios?:
Buena pregunta. Muchas de las entradas que yo e leído eran viejas y he pensado que ya no venía a cuento de nada, ahora que tengo un blog propio me doy cuenta de que siempre son bien recibidos incluso más si son de entradas antiguas. Por otro lado yo personalmente a veces me he sentido de más al ver que los comentarios son de gente conocida entre sí y yo no conocer a nadie.

5.- ¿Con qué frecuencia escribes tus entradas?:
No tengo una regla fija, escribo cuando me visita la inspiración, lo mismo hago dos entradas en un día como que no escribo nada en un mes.

6.- ¿Cuál es tu momento preferido para escribir?:
Bien entrada la noche, cuando solo me acompaña el ruido de las teclas de mi ordenador.

7.- ¿Lees a otros blogueros con asiduidad?:
A los que tengo listados en la barra lateral como "Blogs amigos" aunque intento leer todo lo que puedo a los nuevos que me siguen.

8.- ¿Escribías en un blog antes de ser padre o madre?:
No, nunca me lo había planteado, es más, realmente no acaba de entender el mundo blog.

9.- ¿Relees tus entradas con el paso del tiempo?:
Sí, de vez en cuando me gusta echarles un ojo, sobretodo si han recibido algún comentario nuevo para recodar exactamente que había contado y poder contestar con propiedad.

10.- ¿Cómo te imaginas dentro de un año con relación al blog?:
Pues igual, escribiendo para pasar un rato entretenido ^_^

11.- Tres adjetivos que te definan:
Según la gente que me conoce soy rara, alegre y loca :P


... y por último plantear ahora mis once preguntas a contestar por los blogs nominados que quieran participar de este movimiento y ayuda entre bloggeros:

1.- ¿Estás pendiente o controlas si te dejan nuevos comentarios en el blog?
2.- ¿Contestas todos los comentarios que te dejan en las entradas nuevas o antiguas de tu blog?
3.- ¿Escribes sobre la marcha o te creas algún tipo de borrador o croquis?
4.- ¿Tienes otras páginas abiertas (como fb, twitter...) mientras escribes tus entradas?
5.- ¿Tomas o picoteas algo mientras escribes?
6.- ¿Tienes la tele o música puestos mientras escribes?
7.- ¿Desde donde sueles escribir tus entradas?
8.- ¿Escribes del tirón o lo haces en varias veces?
9.- ¿De las entradas de tu blog cual es tu favorita?
10.- ¿Porque?
11.- ¿Cual es el mayor número de comentarios que a recibido una de tus entradas?

Y oye, parece que no pero esta también me ha costado jolín.
¡Te toca! ^_^


jueves, 15 de mayo de 2014

Un Cajón Cualquiera finalista

Hoy no voy a abrir ningún cajón, hoy voy a hablaros de un email que recibí hace unas semanas y el cual me hizo mucha ilusión.
La tienda CdN se ponía en contacto conmigo. Celebraba un concurso de blogs para ser su embajador y resultaba que Mamá en prácticas Vs. bebé experto me había nominado para ello.
Me hizo mucha ilusión que alguien pensara que mi humilde blog, que abrí para compartir cosillas y echar unas risas, era merecedor de concursar. Para mi fue todo un detalle que me dejó de buen humor el resto de semana, solo por eso ya me daba más que satisfecha. Pero pasado el tiempo de nominaciones el jurado a decidido que Un Cajón Cualquiera sea uno de los diez blogs finalistas.
Así que a mi emoción de saberme nominada por una fiel lectora se le a sumado la de saberme una de las diez finalistas.
Ahora la cosa está en mano de la votación popular. Este blog no es que conste de muchos seguidores conocidos, quizás en la sombra sean muchos ( las visitas semanales que recibe son elevadas, al menos para mi jejeje) así que veo imposible ganar el premio de 1500€ en productos de la tienda* y menos viendo la carrerilla que llevan mis compañeros finalistas.
Es una gran técnica de marketing, todo sea dicho, yo ahora mismo les estoy haciendo publicidad indirecta, sin conocerles de nada, pero la ilusión de haber sido nominada por una lectora bien me lo vale, no podía quedármelo solo para mi ^_^

Si estás leyendo esto y te gusta mi blog y quieres echarme una manita para ganar, o para subirme mi alegría al ver que al blog lo sienten útil, puedes votarme en este link (el plazo termina el 21 de Mayo) :

Un Cajón Cualquiera finalista de embajadores CdN

Al final del post pone "solo para fans", así que has de hacerte fan de su página y aceptar la aplicación que usa para contar los votos de los fans.
Una vez que te has hecho fan y aceptado el permiso te salen los diez blogs finalistas, Un Cajón Cualquiera está en sexto lugar, al lado sale el botoncito "me gusta" típico de FaceBook, si le das no solo me asignas un voto también una alegría e ilusión más.

Parece una bobada que una cosita tan tonta como un voto positivo te pueda hacer tanta ilusión a pesar de quedar tan lejos de una posible victoria, como se puede ver en el momento de la publicación de este post y tras nueve días de concurso cuento con veintidós votos en contra de los sesenta y ochenta y pico del resto de finalistas. Yo soy de esas que piensan que lo importante es participar, pero en este caso me a hecho muchisima ilusión estar ahí, sin comerlo ni beberlo.
Nuevamente... 

 ^_^


*Los cuales te comprometes a testar y dedicarles unas entradas quincenales

jueves, 8 de mayo de 2014

Dados Zombie, cereeeebroooosssss....

Los Dados Zombie descansan sobre una cajonera de mi escritorio.

Llámame rara, o freaky, como prefieras, pero fue amor a primera vista.
Lo cierto es que no me gustan nada los zombies, ya no es solo que no me gusten es que me dan pavor, autentico pavor, soy incapaz de andar por una calle solitaria de noche sin pensar que van a empezar a surgir zombies por todas las esquinas y que ello me provoque cierta ansiedad o angustia.
¿Quien me mandó a espiar pelis por la rendija de la puerta del salón? Aunque el jugar años después a los primeros Resident Evil, sola, con cascos y de madrugada, teniendo un hermano sonámbulo, tampoco ayudó mucho.


¿Entonces como puede ser que me surgiera la imperiosa necesidad de comprarlos?
En casa rondan unos dados de poker que regalaban hace mil años con un pack de pepsi. Los niños habían estado jugando con ellos, me hizo gracia verles porque yo de pequeña también había jugado con unos, y de igual manera que me pasaba a mi ellos tampoco acaban de aclararse con eso de la puntuación.
Además, como ya comenté en la entrada del juego Taximanía, los juegos de mesa mediante dados me pirran. Así que me veo plantada delante de un blister con un cubilete con nada más y nada menos que trece dados, ¡¡¡TRECE DADOS!!! y aparentemente era un estilo a los de poker, elegir en cada tirada si sumas dados o te plantas o te arriesgas, pero mucho más sencillo tanto para elegir jugada como para seguir la puntuación. Y divertido para jugar con los niños ya que se supone eres un zombie que sale a la caza de cerebros, cereeeeeebrooooossssss..... y ellos, pues como que se meten en el papel jejeje.
cereeeebrooossssss...
Así que tú eres un zombie que necesita alimentarse de cerebros, claro ¿que iba a ser?, trece para ser exactos.Y para ello has de perseguir humanos, representados por los dados, pero solo puedes perseguirlos de tres en tres.
Remueves el cubilete y sacas tres dados al azar.
En la tirada puede salirte un cerebro, un disparo, o unas pisadas.
Con el cerebro te alimentas y apartas el dado y así ir acumulando para llegar a trece.
Con el disparo te hieren, también lo apartas y acumulas, si llegas a tres disparos mueres y pierdes los dados cerebros que habías acumulado en ese turno.
Las pisadas equivalen a que el humano se ha escapado, así que decides si vuelves a tirarlo (y perseguirlo) o te plantas.
Siempre has de jugar con tres dados, vas sacándolos del cubilete a medida que avanzas en el turno hasta que te maten con tres disparos acumulados o te plantes y pases el turno una vez anotados los cerebros que te has podido comer en tu cacería de humanos.
Hasta que uno de los jugadores zombies llegue a trece cerebros acumulados en su rincón de la mesa guarida.

Es muy de azar pero también has de plantearte un poco la jugada ya que dependiendo de los dados que te hayan salido ya, y/o los que te puedan salir, pues es más fácil que te disparen o que puedas comerte un cerebro porque los dados se dividen en tres grupos según su dificultad diferenciados por color: seis verdes, cuatro amarillos y tres rojos.
Son dados de seis caras.
Todos tienen dos caras con pisadas (o lo que es lo mismo: volver a tirar) y luego se complementan con más o menos cerebros y disparos:
  • En los verdes tenemos mayor posibilidad de que salga un cerebro y menos posibilidades de recibir un disparo ya que consta de tres lados con cerebro y uno con disparo (3+1+2 pisadas=6 caras)
  • En los amarillos en cambio tienes las mismas posibilidades de recibir un disparo que de comerte un cerebro, hay dos de cada (2+2+2 pisadas=6 caras)
  • Y los rojos son el equivalente a los protagonistas humanos que nunca mueren en las pelis, ya que tienes solo una posibilidad de comerte un cerebro y tres de recibir un disparo (1+3+2 pisadas=6 caras)
Yo lo complementé con un contador de cerebros que son la delicia de los niños.
En una tienda multiprecios compré un par de botes de cuentas en forma de cráneos, los había de varios colores. Así cada turno que pasa en vez de marcar rallitas en un papel nosotros nos cogemos un cráneo que, como viene atravesado para insertar un cordón, hace las veces de ser un trofeo de caza una vez sorbido su cerebro por ahí.
Desagradable dicho así ¿verdad? pero los niños se parten de risa haciendo ver que chupan los cerebros como si fueran caracolillos de mar, cereeeebrooossssss... Así es más fácil llevar la cuenta individual y ver si tu rival tiene más o menos y si prefieres jugártela un poco para que no gane o ir a lo seguro jejeje.
Hasta la yaya se apunta a echarse unos dados con nosotros, son partidas muy rápidas y nos lo pasamos pipa, nos montamos nuestras películas, acabamos todos gritando "¡OH! ¡se te han escapado! y son verdes débiles persiguelos que no te han disparado aún, no van armados..." Pero con voz zombie ¡por supuesto!


Costó unos 9€ y cabe en el bolsillo, si en vez de usar el cubilete los metes en una bolsita, con lo que te los puedes llevar para jugar en cualquier lado, en el coche, la playa, la piscina, el avión...
El cubilete es de cartón, no le auguro una larga vida pero los dibujos de los dados son gravados con bajo relieve por lo que estos sí que aguantarán trotes, y a fin de cuentas los dados son los que importan, el cubilete no es imprescindible, aunque a mi me mola mil jugar con él jejeje.



Y como una imagen vale más que mil palabras aquí detallo un poco como sería un turno de juego:




En el turno anterior había conseguido 3 cerebros, representados por los cráneos.
En este nuevo turno tras un par de tiradas he acumulado 6 cerebros y un disparo (agrupados junto a los cráneos).
Como solo tenía un disparo me he arriesgado con una nueva tirada
(conjunto de tres dados delante del cubilete). He tenido suerte y sólo he recibido un disparo, y he podido comer, en esta nueva tirada, otro cerebro.







Como se aprecia en la siguiente foto he pasado a tener en este turno, después de la última tirada de arriba: 3 cráneos del anterior turno más 7 cerebros (3+7=10 cerebros) y dos disparos. Con tres me matarían y perdería los dados de cerebros acumulados, empiezo a tenerlo complicado. Las pisadas indican que el humano se me ha escapado así que me planteo que hacer; si me arriesgo a perseguirlo o me planto y paso el turno al siguiente jugador ya que tengo dos disparos y con uno más perdería todos los dados de cerebro acumulados en este turno (los cráneos se quedan fijos de anteriores turnos)




He decidido arriesgarme y perseguir al humano porque la mayoría de dados del cubilete son fáciles, así que cojo dos dados más (siempre se juega con tres) y al tirarlos se me ha vuelto a escapar un humano pero también he comido 2 cerebros más por lo que me pongo en 3+7+2=12 cerebros. Con uno más ganaría, pero habiendo salido todos los dados debería volver a meterlos dentro para poder tirar y las posibilidades de que me salieran difíciles (rojos o amarillos) son muy elevadas, así que me planto y no persigo al humano que se me ha escapado, paso el turno al siguiente jugador.




Cojo tantos cráneos como dados de cerebro tenía acumulados, tengo un montoncito con 12 cráneos a modo de contador. Los dados los devuelvo al cubilete y se lo paso al siguiente jugador.
Esto no significa que tenga la partida ganada ya que en el siguiente turno pueden salirme tres disparos juntos y quedarme sin puntuar al perder el turno, y así alcanzarme o superarme el jugador contrario. No es la primera vez que nos pasa, incluso en turnos consecutivos, llegando el contrario a remontar y ganar. Es cuando más gritos de emoción hay entre unos y otros jejeje.



¿Te echas una partida? ^_^

P.D: Se me olvidó comentar que son de Edge Entertainment
-No es una entrada patrocinada-
Enlace de afiliado:

miércoles, 30 de abril de 2014

Copa menstrual, hay otras opciones más cómodas y baratas.

El pasado Viernes, en un comercio, me vi en medio de una conversación sobre el I.V.A en los productos de higiene femenina, que gozan de un 21% por considerarse artículo de lujo (que manda huevines también el asunto). Cuatro mujeres mega indignadas comentando con desdén si es que pretendían que volviéramos a la época de las toallas insinuando el atraso que ello conlleva. Jolin me sentí hasta violenta, yo que soy feliz usuaria de compresas de tela y la copa vaginal, sinceramente no quise ni intervenir por miedo a sus reacciones, tan enarboladas se hallaban.
Ayyyyy si se informaran más y no se quedaran con lo que nos vende la tele y grandes superficies...
Justamente dos días después Mamá en prácticas publicó una entrada sobre las copas menstruales. A raíz de ella, hablando y hablando entre unas cuantas, llegamos a la conclusión de que aunque muy extendidas ya en su uso todavía no la conoce mucha gente; algo que yo había dado por hecho dos años después de tener mi entrada pendiente en borradores (se quedó ahí, a medias, después de que mi ordenador pasara a mejor vida).
Así que hoy, en vista de lo ocurrido el viernes (y por petición popular jijiji) voy a abrir el cajón de mi baño y vaciar el virtual de borradores, que ya iba siendo hora.

En el baño tengo guardada una de mis copas (a falta de una tengo dos jeje), la otra suele pulular en el bolso, la mochila de salidas o el coche.Llegué al conocimiento de ella en un foro sobre maternidad. Por aquel entonces empezaba en el mundo de pañales de tela (creo que se merecen una entrada) me hacía cruces al leer sobre ellas, que repelús me daba...
Pero aunque yo seguía dicharachera sin mi regla tras el parto no dejaba de agobiarme pensando en el momento de su llegada. Y es que tras el parto y mis quince puntitos en forma de tierna cicatriz que me regalaron con la episotomia me daba cosa pensar en ponerme un tampón. Con lo resecos que son, no hacía más que imaginarme como se iba a rozar por los puntos y dejarme restos de su algodón lleno de químicos (recordemos que el uso de los tampones está estrechamente relacionado con el Síndrome de Shock Tóxico). Las compresas por su parte nunca las noté cómodas y me parecían anti higiénicas (curioso que ahora las use de tela ¿verdad? jeje), además de olerme extrañamente, a mi no me daban sensación alguna de limpieza y mucho menos frescor, incluso antes de ponérmela.
Yo estaba super agobiada, ¿que iba a ser de mi entonces? y mientras me hacía tan angustiosa pregunta fue cuando conocí las copas menstruales. Como decía me daba repelús su idea, pero oye, que me daba mucho más la idea del tampón rasposo o la compresa con olor a vete tu a saber porque a nube ya te digo yo que no huelen. Y como los pañales de tela me habían enamorado y el resto de foreras enamoradas de ellos también lo estaban de la copa me decidí ,dos años después de estar dándole vueltas, a comprarla para cuando la prolactina me bajara y volviese a menstruar. Tardé dos años en dar el paso, pero estoy segura que con el asquito que me daban las otras opciones si me hubiese vuelto antes la regla la hubiese comprado entonces.
Aún y sin rastro del periodo la probé un par de veces, por ver como era aquello. Me pareció genial y estaba segura que llegado el momento no me iba a defraudar.

Y así fue, completamente satisfecha con su uso y pesarosa del tiempo perdido usando los incómodos tampones.
Y es que por mucho que nos vendan la moto de que los tampones son mega cómodos todas sabemos que en el fondo no lo son tanto. Es cierto que en comparación con una compresa estos le dan veinte patadas pero que levante la mano la que en alguna ocasión no se haya sentido incomoda al ir notando el tampón colocado en su sitio. Luego están sus escapes que por mucho que también nos cuenten la milonga que puedes ir toda de blanco con tus chachi shorts inmaculados lo cierto es que tienen una cuerdecita de algodón, para ayudar a su extracción, que hace las veces de mecha, manchando la mayoría de veces las braguitas o incluso los pantalones. Una gran cantidad de mujeres los usa combinados con salvaslip, pues vaya olvido y comodidad ¿no?
Luego está el tema de ir al baño, otra vez el cordoncito molesto, si no te acuerdas de apartarlo se moja de pipí, súper higiénico ¿verdad? ¿Entonces que haces? lo secas como buenamente puedes (aunque sabes que limpio no está) o te decides por cambiarlo por otro tampón, peeeeero... resulta que no hace tanto que te lo has puesto y este no está ni a la mitad de su absorción aún por lo que su extracción es.... brrrrrrrrr me dan escalofríos de recordarlo.
esos pelitos de algodón que se quedan pegados irritándonos, brrrrrrr
Pero es que esto pasa igualmente si está casi en su limite, siempre y cuando quede un trocito de blanco, por mínimo que sea, este se nota y molesta en su retirada.
Esto nos lleva a los días previos y los últimos coletazos del sangrado. Los últimos días no manchas lo suficiente para ponerte el tampón sin molestias resecas, aunque sea el de menor absorbencia, pero también es demasiado para un salvaslip. Y los días que andas esperando que te baje no puedes ponerte un tampón por si acaso, bueno sí podrías aunque no está recomendado ya no por la incomodidad de su sequedad y dificultades para sacarlo sino por las posibles infecciones que ello pueda provocarte. Y de nuevo el uso del salvaslip puede ser poco para ese momento.
La copa en cambio está fabricada de silicona médica (ahora también las hay de plástico quirúrgico) que por una parte te libra de reacciones alérgicas y de posibles infecciones ya que en ella no proliferan microorganismos. Además la silicona no raspa ni reseca, su entrada y salida es muy fluida por lo que la puedes usar para esos días "por si acaso" de cuando esperas su visita y para los días de menos manchado del final del ciclo. Sin problemas.
Tampoco has de estar pendiente de las horas, por aquello de la fricción incomoda para sacarlo y también por la de no tirar el dinero. "A ver me lo he puesto después de comer a las 14:30, son las 19:00, eso son cinco horas y media, si tengo que salir a hacer unos recados..." Pues no te da chica, mejor te lo cambias antes de salir o te arriesgas a tener un percance por el camino. Así que o pasas la incomodidad de ponerte otro nuevo antes de tiempo o te llevas uno de recambio y te buscas un bar para cambiarte.
Con la copa pues te la vacías antes de salir y santas pascuas. Sin contar horas ni pasar malos ratos. Aunque no es necesario quitártela para orinar (ya que a comparación con el tampón esta no tiene ningún tipo de contacto con el pipí aunque no te acuerdes de que la llevas), acabas por tener la costumbre de ir vaciandola en cada visita al baño. Al no costar nada  y hacerse rápido pues eso que no tienes que ir pensando durante la jornada, porque al baño vamos varias veces al día (o deberías que es malisimo para los riñones y las cistitis) y como la copa tiene una capacidad mucho mayor no tienes que ir contando horas, estás más relajada, es que incluso te olvidas de que tienes la regla. Yo suelo colgarme la bolsita donde la guardo cuando no la uso en el tirador del cajón para acordarme. Y es que, a diferencia de los tampones, la copa no se nota absolutamente nada.

Queda mucho más abajo que un tampón, en la entrada de la vagina, allí queda colocada haciendo el vacío y recogiendo, no absorbiendo, por lo que no reseca nuestras paredes vaginales. Todo es más fluido, más natural.
Al principio no habían apenas opciones de compra y las que habían contaban con un rabito para, más que ayudar a su extracción, darte seguridad. Yo lo recorté a ras en el siguiente ciclo, cuando se me pasó la sensación inicial de no poder alcanzarla. Porque aunque te hayas hartado de leer que es normal y que suele pasar lo cierto es que llegado el momento te da por sudar un poquito imaginandote en urgencias dando explicaciones jajaja. Es por el hecho de que debido a las contracciones naturales del útero la copa tiende a subirse un poco hacía arriba y no llegas con los dedos ni a coger el rabito y es cuando te entra el agobio. La verdad no es que yo me asustara, sabía que salir iba a salir, a veces son necesarios varios pujos para hacer que vaya bajando, como en el parto, no va a salir con el primero, así que no te pongas nerviosa y tómatelo con calma. Las primeras veces necesitarás unos cuantos pero luego con un par o tres sabes hacerla bajar rápidamente. Y si ves que te agobias y no lo consigues date un respiro. Sal un momento del baño, da una vuelta por la casa y vuelve a intentarlo más calmada. No vas a tener que ir a urgencias, estate segura de ello ;)
Bien, ya la estamos usando, estamos encantadas, nos va genial, la sabemos poner y quitar tranquilamente y sin contratiempos pero tenemos que salir de casa ¿Como me lo voy a montar?
Pues no hay que preocuparse por ello tampoco, la copa tiene una gran capacidad y puedes llevarla puesta un máximo de ocho horas seguidas. Yo nunca e llegado ni a la mitad de su capacidad en ese tiempo, me sorprendí al ver que lo que parecía que tenía como una regla abundante en verdad son unos pocos mililitros de sangre. Por cierto una sangre fresca, roja, brillante, que no huele a nada.
¿a que huelen las nubes? Seguro que a algodón de azúcar
Nada que ver con el color y olor raro a los que nos tienen acostumbrados tampones y compresas comerciales. Porque, como decía antes, las nubes no sé a que olerán pero desde luego sé que la sangre menstruada no huele a nada, no hay nada que tapar ni combatir, ¡son las propias compresas las que huelen! Volviendo al tema de la salida de casa, aunque la capacidad de la copa vaya sobrada para las ocho horas, si tienes que trabajar una jornada intensiva o tienes unos sangrados abundantes deberás vaciarla fuera de casa. Pero oye, que tampoco es nada raro ni complicado, ¿acaso no lo haces con los tampones y compresas? Pues esto lo mismo.
Tan solo tienes que extraerla, y la viertes en el WC. Hay chicas que llevan una botellita de agua pero yo le paso papel higiénico y luego la repaso con una toallita húmeda, y ya está, lista para volver a usarse. Ya en casa le darás una jabonada más profunda si quieres aunque la toallita la deja genial; como le decía a Mamá en prácticas otras cosas lo rondan y no somos tan escrupulosas jajajaja :P

A todo esto vamos a añadirle su precio, la mía no llegó a los treinta euros, no sé a cuanto andan las cajas de tampones pero necesitas aproximadamente una al mes. Haz tu misma los cálculos teniendo en cuenta que si no te la roba el perro del bolso (como me pasó a mi, recuerda cerrar la cremallera jajaja) la copa menstrual tiene una vida útil de entre ocho y diez años.Y que con la que nos está cayendo y volviendo a las señoras de la tienda que tan indignadas estaban por los precios, llegar a final de mes y la vuelta a las cavernas:
Señoras, hay otra opción y no es ningún atraso, más bien a sido un adelanto, porque yo lo elegí por convicción no por necesidad monetaria y mira, eso que me e llevado de ahorro, que bien nos viene a mi niño y a mi. Y por desgracia hay mucha gente pasándolo mal y que no llegan ni a mediados de mes, ¿que pasa que nadie les habla de esto?
Para mi, y todas las mujeres a las que he conocido que se han pasado a ella, la copa vaginal le da cuarenta patadas al tampón que la mayoría suele usar en esos días.
Ojalá esta entrada llegue a los ojos de las chicas que me crucé el viernes y dejen de sentirse tan ahogadas y puedan, además de respirar un poquito más a final de mes, sentirse igual de cómodas que todas las que conozco que tras probar la copa vaginal maldicen el tiempo malgastado en tampones.

Y ya por acabar, si además el cuidado del planeta te importa imagina todos los deshechos que le estás ahorrando durante toda tu vida fértil ¿Sabías que una compresa tarda unos 200 años en descomponerse? ¿Cuantas usas al cabo del día?, ¿y del mes?, ¿del año?, ¡¿de toda tu vida?!


¿Tú la usas? ¿A que esperas para probarla y difundirla? ^_^

-No es una entrada patrocinada-
Enlace de afiliado: