domingo, 25 de octubre de 2015

Abatons de Panini, juegos y colección todo en uno.

Sobre la cajonera del niño encontramos su bolsita de Abatons.

Hace unas semanas al ir a comprar unas libretas, en el escaparate de la papelería, vi un cartón de estos promocionales del primer número de alguna colección que me llamó la atención. Tenía una gran bolsa sorpresa y una Guía completa en formato revista.


El sobre sorpresa indicaba contener ocho Abatons para empezar la colección, un Abaton dorado, un set de conectores y una bolsa para guardarlo todo. En la revista pude observar que tenía varias posibilidades de juego y que podían hacerse construcciones con ellos, gracias a los conectores que venían.
Nunca he sido muy fan de las colecciones de patio de colegio, en parte por la discriminación de clases sociales que pueda conllevar ya que no todas las familias pueden permitirse el gasto, y en parte por incentivar el consumismo comprando algo por el simple hecho de tenerlo sin más uso que el de tenerlo puesto en la estantería.
Pero esta colección me pareció muy interesante porque aportaba juego; juegos como los de antaño, de tirarse al suelo y cultivar habilidades de psicomotricidad fina y coordinación mano-ojo. Que parece que si no sale en la tele ya no se puede jugar a ello y los niños han olvidado las chapas, canicas... y no será porque el mío no lo haya intentado.
Es cierto que si echas cuentas con menos de la mitad de lo que sale la colección puedes conseguir muchos juegos parecidos, pero no tienen el añadido de la emoción del sobre sorpresa y su sociabilidad, que aunque me cueste admitir y no esté muy de su lado, es algo que a los niños les gusta. Si cierro los ojos todavía recuerdo la sensación de ir al kiosco con 50 pesetas a comprar cromos y chuches. Y la emoción que sentía mientras habría el paquete, con las posteriores horas muertas en el parque mirando e intercambiándolos con los chavales del barrio.
Así que he claudicado y le he dejado comprarse algunos sobres.
No creo que acabemos ni media colección, pero mientras tenga un puñadete con el que poder jugar a tirar torres y hacer alguna construcción ya tenemos de sobra. Y así de paso aprende el valor del dinero y el esfuerzo que conlleva ganarlo y reunirlo.
El niño estaba que no cogía en sí de la emoción y fue corriendo a abrir la hucha para sacar los 9€ que vale el cartón Starter Pack.
Los sobres sorpresas pequeños valen 2€ y tienen dos Abatons (1€ cada figura) y sus pegatinas para poner en la revista guía que hace sus veces de albúm. Por lo que si puedes permitírtelo vale la pena coger el Starter Pack ya que por 9€ tienes nueve figuras (¡una de ellas dorada!) que es a lo que te saldrían en los sobres pequeños, pero además tienes la bolsita, los conectores y la guía-albúm. Aunque tiene una pequeña pega, y es que las pegatinas que trae para las figuras no son como las de los sobres pequeños, y tampoco incluye las pegatinas para el albúm, ni las pegatinas para la figura dorada, que se queda "desnuda". Un fallo que me parece bastante gordo. 

La colección son 80 figuras diferentes.
Divididos en ocho clanes, cada uno con su poder especial y con diez miembros en cada uno.
  • Koori, poder del camuflaje
  • Gröen, poder del hielo
  • Massakkis, poder de la velocidad
  • Yunga, poder del agua
  • Atalantir, poder de las mareas
  • Icarus, poder del tornado
  • Sakkari, poder del sol
  • Nibbet, poder de la alta montaña

Cada clan tiene todos sus miembros en colores opacos y en transparentes con purpurina, con lo que la colección consta de 160 figuras, a euro por figura... una autentica burrada. Y no solo eso, además cada clan tiene su jefe y estos, además de su versión opaca y transparente tiene su versión dorada, que se supone son los difíciles de conseguir. Y digo, se supone, porque pueden comprarse a parte en una cajita metalica para guardar la colección que trae las ocho figuradas incluidas, o con los sobres gigantes del Starter pack, que incluyen, segura, una figura dorada, todo es cuestión de tener suerte de que no te salgan repes.
Por eso digo que no llegaremos ni a la mitad de la colección, quizás ni a la mitad de la mitad... Me parece demasiado caro, y más teniendo en cuenta que será en un muy breve espacio de tiempo, ¿cuanto tardarán en pasar de moda y dejar de fabricarlos? Cuatro euros semanales me parecen mucho para niños de primaria, eso hacen a cuatro figuras por semana, dieciséis por mes, se necesitan unos diez meses para completar los 168 que conforman la colección, o al menos alcanzar su cantidad, que otra cosa es que no te salgan repes...


Pero a lo que iba, dejémonos de números, con un puñado que tenga él y un puñado que tenga otro, y otro puñado que tenga otro más... pues les da para hacer construcciones, torres, tirarlos, lanzarlos, intercambiarlos, hacer guerras y usarlos de gemas de cristal que les transfieren sus poderes.


Las pegatinas inferiores son un tridomino.
Con las superiores pueden hacer batallas de Abatons, enfrentando uno a uno ganando el de mayor poder marcado con estrellas.
Otra modalidad de juego es la de hacer torres infinitas, las pegatinas superiores también constan de números positivos, negativos y pasa turno, los cuales indican cuantos Abatons ha de poner o quitar el siguiente jugador sin que se le caiga la torre.
Con Abatons del mismo color pueden hacerse equipos para jugar a fútbol como con las chapas, el balón es un Abaton de otro color, el dorado suele ser el elegido.




Con tres círculos de diferentes tamaños a modo de diana pueden lanzarse, o deslizarse por el suelo para intentar conseguir la mayor puntuación e impedir la del contrario, algo parecido a la petanca.








El otro que sugieren desde Abatons es hacer una fila de varias torres e intentar derribarlas con el rebote de un Abaton desde la pared.Y luego la imaginación no tiene límite... el mío, como comenté arriba, los usa como gemas que le dan sus poderes especiales, y se montan batallas ficticias o se unen para salvar el mundo de algún desastre amenazante. En casa lo que más hace es crear estructuras con los conectores. Estructuras que luego intenta derribar en su totalidad con el mínimo de tiros posible.

En la guía-album puedes encontrar todos estos juegos. En ella te explica un poco en que consiste la colección, cuantos Abatons la componen, y como funciona lo de las pegatinas.
Te habla de los diferentes clanes con sus poderes y sus jefes, los cuales añaden alguna frase contando como son. Y luego aparecen todos sus miembros con un espacio para poner su pegatina y un pie de foto donde explica como es ese personaje. Al final de la revista te ponen algún ejemplo de construcción retándote a conseguirlas. En total son treinta y tres páginas.
También puedes echarle un ojo a su página web en AbatonsWorld.com, donde encontrarás toda la información de los diferentes clanes y sus miembros. Si te das de alta introduciendo tu e-mail y un nick, puedes acceder a tu colección, donde con una ficha interactiva podrás ver de un vistazo como lleva la cole. Puedes ver la lista en su totalidad, sólo los tengui, sólo los falti, o sólo los repes que tengas. Te la puedes descargar en PDF para llevarla siempre encima y comentarla con los compis.

Por lo que me comentó un nene del cole, el año pasado habían Abatons, sólo que entonces eran los Totem, ahora son los Animals y atención... que en la revista Panini Kids de este mes anuncian que están a punto de llegar los ¡Abatons Star Wars!
Con los Totem no se pueden hacer luchas ya que esos no tenían pegatinas (nada que un rotu no pueda solucionar en un momento dado) pero para hacer construcciones y jugar a derribos, fútbol y petanca se pueden juntar ambas colecciones.
Por cierto, nunca compramos revistas de ninguna clase pero la de Panini Kids la compramos este mes porque su precio de 3,99€ es un centimo menos que dos sobres de Abatons y traía de regalo una mini moto y dos sobres de Abatons. Por un céntimo menos tienes dos cosas más, hay que mirarlo todo jejeje.

¿Los conocías? ¿Hacéis alguna cole de kiosko? ^_^

No es una entrada patrocinada

Enlaces de afiliado: