martes, 1 de mayo de 2012

Toallitas limpiadoras caseras para todo tipo de superficies.

Hoy abrimos un cajón del lavadero...

Después de las toallitas higiénicas húmedas multiuso para el baño pensé que sería buena idea hacer unas para la limpieza en general. Puestos a ahorrar, vamos a hacerlo también con los productos de limpieza.
Esta vez e usado bayetas de microfibra cortadas por la mitad dobladas de igual manera que las higiénicas del baño que publiqué en la anterior entrada; también en un recipiente reciclado de toallitas comerciales.
Procedemos de igual manera a medir la mitad del recipiente de agua y esta vez la mezclamos con nuestro limpiador habitual multiuso, dos cucharadas de postre, mezclamos bien y empapamos las bayetas como ya expliqué con las toallitas húmedas caseras.
En mi caso e usado menos cantidad de limpiador ya que gasto uno ecológico concentrado con lo que e añadido unos 2ml de producto.

Con una de estas bayetas cortadas puedo limpiar tres de los sanitarios del baño (bidet, lavamanos, wc) espejos y una parte de las baldosas de la pared, que en su defecto podría haber sido la bañera lo que estaba ocupada por mi pequeño y su baño diario.
Hoy las e probado en el cuarto del niño, y con un corte de estos e limpiado todos los muebles, cajones de ruedas, algunos juguetes grandotes y la ventana.
Ahorras un montón de producto y tiempo. Una de las ventajas de limpiar con toallitas húmedas (el mercado está lleno de diferentes paquetes para todo tipo de limpiezas) es que son rápidas de usar, sacas pasas y te vas. No chorrean o salpican y con una pasada lo tienes listo, sin necesidad de enjuagar o secar. Si quieres unas más tipo a las del supermercado y no tener que ir lavando bayetas, cambias estas por papel resistente, las usas, las tiras y a otra cosa mariposa.
Ahora tengo pendiente hacer unas antical, donde vivo el agua es dura durisima y la cal y yo tenemos una lucha constante que me trae por el camino de la amargura con lo que un limpiador general se me queda corto y necesito algo específico para la cal. Así que en el lavadero tendré dos cajitas de toallitas limpiadoras, las multiuso para todo tipo de superficies y las antical.

Para la cocina podemos hacer unas con nuestro desengrasante habitual, siempre la misma técnica, mitad del recipiente de agua y un par de cucharadas de postre de producto (contando con que la caja sea de un tamaño similar al de las toallitas que solemos encontrar en las tiendas, sino habría que augmentar la cantidad de producto limpiador en proporción al tamaño del contenedor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario