martes, 8 de diciembre de 2015

SILINCODE, pulseras identificativas QR para niños, alergias, enfermedades crónicas y deportistas al aire libre.

Esta primavera me topé con unas pulseras identificativas que llamaron mi atención, de tal manera que me puse en contacto con la marca interesándome por ellas. Poco después, y gracias a la amabilidad de Silincode (empresa pionera en el sector) recibía en mi casa varios ejemplares de muestra.
Desde entonces no han salido de nuestras muñecas.


¿Porque llamaron tanto mi atención estas pulseras identificativas? Pues porque iban más allá del espacio para poner un teléfono y una alergia o enfermedad.
Hace unos años que el niño tenía una pulsera identificativa, donde constaban su nombre y mi móvil con el prefijo +34 para señalar de algún modo el idioma del crío si este se perdía de vacaciones por ahí. No podíamos pedirle mucho más a la pulsera, en el momento nos dio mucha seguridad ya que en caso de perdida no corría riesgo de perder los datos (iba ajustada con cordón con doble nudo) o que estos se borraran. Hay muchas familias que cuando acuden a eventos o lugares con una gran multitud de personas improvisan escribiendo su teléfono en el antebrazo del niño o introduciendo su tarjeta en un bolsillo.
Como decía a nosotros, en el momento, nos sirvió y dio mucha tranquilidad. Pero claro, nosotros no necesitamos un espacio extra para incluir una posible enfermedad o alergia.
Llegados a este punto es lo que me convenció de las pulseras identificativas Silincode. Estas pulseras no tienen un espacio donde apuntar los datos, evitando así que queden a la vista de cualquiera. En su lugar tienen un código QR. Son esos cuadraditos que suelen estar a pie de página en anuncios de revistas, marquesinas, cajas de productos, etc. Mediante un teléfono móvil, y una aplicación de lectores QR podemos de forma rápida la información que ese cuadrado en particular tenga subida. Te enlazan con una página web donde bien puedes ver una descripción del producto que la lleva, un vídeo explicativo, opiniones, páginas de redes sociales... Imagina llevar todo el contenido de este blog en la muñeca...
Silincode además de la pulsera te ofrece ese espacio donde almacenar tus datos. Al leer el código de la pulsera con tu teléfono este te abre un link en tu navegador donde aparece una ficha con los datos que hayas querido apuntar.

Los datos están divididos en varias secciones, las primeras para ver los datos importantes de un vistazo. De esta manera podemos ver la foto de la persona que estamos atendiendo (para asegurarnos que es la misma), junto a su grupo sanguíneo, su nombre, apellidos, sexo, edad, altura y peso.
Justo debajo de esta información podemos ampliarla con otros datos también de vista rápida donde podemos indicar si la persona es donante de órganos, si no admite transfusiones de sangre y si lleva marcapasos. De esta manera, en el primer vistazo y en caso de emergencia los servicios sanitarios pueden tomar las decisiones oportunas. Porque esta pulsera no solo sirve en caso de que los niños se pierdan; también sirven para ampliar la información sobre sus posibles alergias  y enfermedades, incluso fobias o manías. Me parecen esenciales no sólo para niños sino para cualquiera persona que sufra de alguna enfermedad, o incluso para personas sanas que suelen salir a practicar deportes al aire libre o circulan por carretera.

Además de la información que ya hemos comentado y que podemos ver de un solo vistazo, hay tres pestañas más para ampliar nuestro historial médico y facilitar a los servicios de emergencia nuestro socorro.
La primera pestaña es la de alergias, donde apuntaremos las que tengamos o como en el caso de mi hijo indicar que no consta de ninguna conocida.
La segunda pestaña es la de medicación, donde podemos anotar toda la medicación que estamos tomando, sus dosis y todo lo que consideremos apropiado de indicar sobre ello. Esta pestaña no sólo es vital para un caso de emergencia y que no mezclen medicaciones contraindicadas. También es una buena herramienta para personas que toman una gran cantidad diferente de pastillas y les cuesta recordar sus nombres y/o dosis de cada una a la hora de enumerarlas en una visita médica.
La tercera pestaña es el historial médico en sí. Donde puedes indicar la enfermedad que padeces o padeciste para que sea tenida en cuenta a la hora de valorarte en caso de emergencia.

Seguidamente la ficha nos marca en rojo un botón de llamada directa al 112, número de emergencias. Si la persona que escanea la pulsera tiene activado el posicionamiento de su móvil, además le indicará el punto casi exacto donde os encontráis para que quien te esté socorriendo y haya leído tu pulsera no pierda un tiempo vital en la búsqueda de la calle y número para que acuda la ambulancia.

Debajo de ese apartado hay espacio para poner los teléfonos de las personas que quieres que sean avisadas en caso de emergencia. Yo he apuntado el parentesco junto a los números para ayudar a la persona que llama a abordarte sobre la emergencia que está ocurriendo.
Después de ese hay otro apartado denominado documentación, donde puedes añadir archivos de imagen tales como informes médicos, DNI, radiografias...

Y ya para terminar, por si nos pareciese poco todo el contenido que podemos introducirle, hay un apartado indicado como "información adicional" donde por ejemplo podemos indicar manías del niño, fobias, canciones o trucos que le ayudan a calmarse, etc. En nuestro caso he añadido una nota donde pido por favor que una vez escaneada la pulsera llamen lo más rapidamente posible a uno de los telefonos indicados, ya que al ser escaneado el código el sistema manda un e-mail de aviso a las direcciones de correo electrónico que hayas especificado, indicando que dicha pulsera acaba de ser escaneada.
A mi esa opción me da una tranquilidad extra.

Todos estos datos pueden ser modificados desde tu área personal en my.silincode todas las veces que quieras y cuando lo consideres necesario, como por ejemplo en los cambios de medicación.

Como comentaba. desde que entró en nuestras vidas no han salido de nuestras muñecas, se han vuelto indispensables en nuestro día a día, sobretodo a la hora de salir con las bicicletas.
Me consta que muchos sanitarios de ambulancias la tienen en cuenta a la hora de una emergencia, incluso vi un video de uno de estos sanitarios donde recomendaba y pedía que la gente llevase una, ya que les facilitaba mucho su trabajo en caso de emergencias. Y es que no es por que ellos no se compliquen, sino porque de ello puede depender tu vida.
Por eso desde que las conocí hablo de ellas a todo el mundo e intento darle difusión para que el máximo de gente la conozca (no, no me llevo comisión alguna). Sobretodo que las conozcan los cuerpos de emergencias, la tengan en cuenta y que sea de lo primero que miren al encontrarse con alguien inconsciente o semiconsciente. No como pasa con muchas medallitas o esclavas que llevan el nombre por delante y en su reverso una alergia o enfermedad que debiera ser tenida en cuenta y que nunca tienen en cuenta porque se confunden con joyas corrientes, cuando no se han perdido en medio de la emergencia.

La pulsera del niño es de silicona, la mayor pega que le veo, es que sino estás familiarizado con estas pulseras pueden pasar por una pulsera propagandistica más que tanto se pusieron de moda. No llama mucho la atención el SOS y SCAN ME que lleva grabado y queda por debajo. De ahí que cuanto más se conozca, mejor.

La de la izquierda perdió el color como cuando se lo come el sol
Como decía, no se la ha quitado desde que nos llegó en primavera. La ha trotado muchísimo; la ha retorcido entre sus dedos jugando con ella mientras prestaba atención a otras cosas, mojado, sudado, restregado por la tierra del parque... Y ha aguantado sin problemas, solo perdió un poco de color,
pero creo que vino defectuosa ya que le pasó poco menos de dos semanas después de tenerla. Como me equivoqué de talla al pedirla me daba miedo de que la perdiera, así que pedimos una más pequeña que nuevamente y muy amablemente nos facilitaron desde Silincode, al recibir la nueva la diferencia de color era mucho más visible y esta a día de hoy sigue como el primer día, con el mismo trote que tuvo la otra, pero sin haber pedido tono. El código QR, que viene protegido con una capa como de gel, sigue en perfecto estado tanto en una como en la otra, aunque dicha capa de gel parece haber desaparecido casi al completo.

Ahora yo tengo dos pulseras. La que le iba grande al niño que heredé, y la de velcro que nos mandaron la primera vez.
La de velcro tiene doble seguridad, ya que además del velcro pasa por una hebilla, por lo que en el remoto caso de que se abriera la pulsera esta no caería al suelo puesto que se mantiene redonda alrededor de tu muñeca. El problema es que mis muñecas (igual que las de mi cachorro), son de canario y la pulsera de velcro en el tope de su cierre me queda un pelin suelta y me incomoda algo. Tanto la placa metálica donde esta lleva grabada el código QR como la propia hebilla son un pelín grandes para mi ridícula muñeca.
Siendo de nylon no me gusta mucho si tuviese que mojarla en la playa o piscina, aunque indican que los soporta sin problemas (ahí no puedo valorar ya que este año no hemos podido pisar ni playa ni piscina), pero la sensación de llevar algo húmedo en la muñeca no me agrada mucho, ya me ha pasado alguna vez al lavarme las manos. Para el agua prefiero la de silicona que seca al instante, aunque no es que se quede mojada o tarde en secar. Maniática que es una, y teniendo la otra opción pues depende de la ocasión uso una u otra. Porque, nuevamente con mis manías, la de silicona me incomoda con la ropa. Para mi gusto queda muy tiesa, no se adapta de la misma manera que lo hace la otra. Y entre tú y yo... que nunca me gustaron ese tipo de pulseras que tan de moda se pusieron. Pero para ir identificada a la playa me es ideal.

Además de los dos tipos de pulseras nos mandaron una placa para mascotas y un adhesivo para cascos.
Debo decir que la placa de mascotas no ha tenido el mismo rendimiento que las pulseras, quizás hayan sido diseñadas para perros de ciudad y no hayan tenido en cuenta a los perros todo terrenos como el nuestro. O quizás estaba defectuosa. La cosa es que sobre las dos semanas ya pudimos apreciar como si se hubiese colado agua, como cuando los libros forrados se mojan y se ven en los bordes las manchas... Y la superficie se rayó bastante.

  

El adhesivo para el casco no lo hemos estrenado aún ya que estamos pendiente de reemplazo y me sabe mal pegarla para acabar desechando el casco en poco tiempo.
Esta pegatina me parece indispensable para todo motero, en caso de accidente es mucho más fácil de ver que una pulsera que seguramente quede tapada por la cazadora. Tiene el tamaño justo para llamar la atención sin romper la estética del casco, su color amarillo ayuda a su fácil localización.

Eso lo echo de menos en las pulseras, pueden pasar bastante desapercibidas a pesar de llevar la palabra SOS y SCAN ME grabadas o ESCANEAR EN CASO DE EMERGENCIA en el cierre de la pulsera de velcro. A mi gusto deberían ser de otro color más llamativo, como la pegatina QR.

Quizás estés pensando que estas pulseras llevan demasiados datos personales susceptibles de ser leídos por cualquiera, pero hay que tener presente que para escanear un código QR has de hacerlo a poca distancia del código y que este no se mueva. Es casi imposible que alguien te escaneé la pulsera sin tu consentimiento, a no ser que te encuentres dormido por ahí, cosa que por tu propia seguridad no deberías hacer, que si pueden acercarse tanto como para escanear tu pulsera, a saber que otras cosas podrían hacerte.

Pues hasta aquí nuestras impresiones, ¿que te han parecido? ¿las conocías? Cuéntame ^_^


-Entrada patrocinada-

Enlaces de afiliado:

Muchas gracias a Cristian y a su paciencia infinita