domingo, 1 de marzo de 2015

Siempre te querré, pequeñín

Sobre nuestro cajóncabecera suele descansar uno de nuestros libros preferidos, por su historia, sus ilustraciones, rápida lectura y el mensaje que transmite.
Se trata del libro Siempre te querré, pequeñín, de la editorial Timunmas.

De la mano de Debi Gliori, consta de trece hojas fabricadas en cartón duro, con tiernas y divertidas ilustraciones impresas a toda plana con colores alegres y llamativos.


En sus páginas nos cuenta la historia de Colín, un cachorro de zorro y su mamá que anda hablando por teléfono. Al pequeño que no anda de muy buen humor esto parece disgustarle mucho por lo que le da por destrozar cosas para desahogarse. Cuando su mamá descubre el tinglado pregunta sorprendida que ha pasado y el pequeño le contesta que está enfadado y que nadie le quiere de corazón. Y es ahí cuando llega el mensaje que tanto nos gusta y que, antes incluso de haber leído el libro, se ha convertido en nuestro mantra desde el momento que nos abrazamos por primera vez... Pase lo que pase,  siempre te querré.
Pero el pequeño no acaba de quedarse tranquilo y mientras juntos van recogiendo el estropicio creado, preparan el baño y la cena, no deja de hacerle preguntas con casos hipotéticos, ¿le querrá aunque fuese un cocodrilo, o si se volviese gusano?

Y de esta manera, con las situaciones que imagina Colín recreadas con bonitos dibujos, su madre le va contando que sí, tranquilizándole entre rimas.
Tiene un final muy emotivo cuando ya en la cama el zorrito le hace la pregunta del millón, ¿que pasará cuando su mamá ya no esté con él? ¿el cariño seguirá vivo?...

Nosotros lo tenemos desde los pocos meses de mi cachorrillo y ha sido nuestro libro de cabecera desde entonces, es muy tierno y transmite a la perfección el mensaje de amor que siempre le repetí.



¿Vosotros tenéis un libro de cabecera? ¿Cual? ^_^

Enlace de afiliado:

4 comentarios:

  1. Una bonita historia con una gran moraleja. Nosotros tenemos muchos libros, pero ninguno es tan, tan significativo. Leemos uno cada día y vamos releyendo conforme pasan las semanas, pero cada día el cuento es distinto.
    Pero sí ques es cierto que cada noche, cuando meto en la cama a Israel siempre le digo la misma frase : " Y recuerda que en este mundo, nadie te quiere mas que yo "
    Y es curioso, porque acabo de caer en la cuenta que a Mónica no le tengo una frase de buenas noches específica ( que eso no quiere decir que no le diga muchas cosas bonitas, ....no me mal interpretes )...... Qué maíz ina que soy!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La frase específica es lo de menos, lo importante es que ella lo sepa, en este caso de mil formas diferentes, esa es su forma especial... ^_^

      Eliminar
  2. Lo,último era mala madre.....versión corrector

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por recorregirte, no siempre una es capaz de descifrar los correctores, a veces se lucen! jajajaja

      Eliminar