martes, 8 de mayo de 2012

25 rápidas formas de como ponerse un pañuelo de cuello o fulard

Hoy abriré un cajón virtual de mi navegador...

El domingo pasado fue el día de la madre.
Madres somos todos los días, de eso no cabe duda. No se trata de que solo se acuerden de nosotras en un día especial, como pasa con el resto de fechas marcadas (Navidad, San Valentín...) que a lo largo de los años se han convertido en una enorme campaña comercial y consumista.
Pero ¿porque no hacer algo especial ese día para festejar que tenemos el regalo más grande del mundo? El resto del año nos sentimos afortunadas igual pero la rutina diaria nos agota y no acabamos de celebrar la suerte que tenemos. A mi no me parece mal del todo tener un día que te invite a sentarte, pensar y recapacitar de todo lo que tenemos y nos aporta nuestra maternidad, y ¿porque no? celebrarlo de algún modo, no hace falta caer en la trampa del consumismo, comprar por el simple hecho de comprar. Es más me llena mucho más una acuarela de mi niño que una pulsera con colgantes.
Hay muchas formas de celebrar las cosas, un bizcocho, un desayuno en la cama, una comida con mesa de gala, un picnic en la montaña, una sesión de palomitas y pelis inspiradas en el día...

Aún y así hace un par de semanas me encapriché de un pañuelo de cuello que vi en la tienda cuando compraba uno para el cumpleaños de mi cuñado. Me e esperado este par de semanas a comprarlo para hacer la gracia jeje.
Si tú también has recibido uno como detallito en este día y no sales como yo del típico nudo "dos vueltas y colgando las puntas", o no acabas de apañarte, te dejo este vídeo que tengo guardado en uno de los cajones de mi navegador con 25 formas rápidas e ilustrativas de como ponerse un pañuelo.
Está montado de una forma muy simpática y te enseña a ponerte diferentes acabados para combinar con todo.


¿Cual es tu preferido?

25 rápidas formas de como ponerse un pañuelo de cuello


sábado, 5 de mayo de 2012

GOgirl, las chicas también pueden hacer pipí de pie. Orina al aire libre discretamente y sin problemas.

En la guantera del coche (que no es sino un tipo de cajón)...

... reposa mi GOgirl.
¿Que que es un GOgirl? Pues para mi la liberación, uno de los inventos del siglo, una de esas cosas de las que ya no puedo pasar sin ellas.

A primera vista (y a segunda, y tercera) puede parecer una frikada. Pero si aparcas los tabúes es algo super practiquisimo.
Si eres chica y estás leyendo esto seguro que sabes lo que es tener pis y no poder hacerlo a gusto. Y por ti va esta entrada.

A ninguna conozco (aunque seguro que "haberlas haylas") que no le de reparo descansar sus posaderas en los WC públicos. Por muy limpios que estén, por mucho que acabe de salir la cuadrilla de limpieza.
En principio esto no nos supone ningún problema, hacemos un poco de equilibrio y listos. Pero no deja de ser incomodo igual:
Puertas que no cierran y que has de vigilar no te estampen en los morros; tazas más altas de lo habitual que te pongas como te pongas la tocas con el pompis o muslos; ausencia de percha para dejar el bolso, y en invierno ya ni te cuento con el abrigo que a ver donde lo metes o que haces con él junto con el bolso; bajos de pantalones que tocan charcos en el suelo (charcos que seguro provienen de estas peleas)...

Acabas sudando, estresada y queda feo decirlo pero mal meada. Y en el mejor de los casos has apuntado bien y no te has manchado parte de tu vestuario.

Pues para mi todo esto ya no es problema.
Hace un par de años vi por FB un link sobre este artilugio, me pareció curioso y lo miré con escepticismo. No le di mayores vueltas.
Nos gusta salir al campo, la montaña... Cuando se te afloja el muelle y tienes ganas de hacer pis intentas aguantarte (no voy a entrar en detalles de lo malisimo que es eso para nuestra salud y tonificación muscular) con tal de no pasar por el rato de buscar un recoveco, vigilar que no pase nadie, agacharte en una posición que se me antoja bastante vulnerable y vigilar que el chorrito no vaya directo a las braguitas, sí ríe, ríe, pero que levanta la mano a la que no le haya pasado jijijiji. Aunque el calzado no suele librarse. Y todo esto mientras ves bichitos (y bichazos) correteando tan cerca de tus partes nobles, que a mi ¡¡me da un repelús que me muero!!
Una noche después de venir de una de estas salidas (con pipí entre arbustos incluido) navegando apareció ante mi otra vez este cacharrin. Y entonces lo vi claro, ¡AHORA LE VEO EL QUE!
Seguía estando reacia y/o escéptica pero me dije que con la copa menstrual le había dado miles de vueltas durante meses antes de decidirme porque me daba reparo y al final resultó ser uno de mis indispensables y me arrepentí de todo el tiempo perdido. Así que con ese pensamiento (y mi momento arbustos reciente) y entre risas yo sola en mi cuarto entré en su página y por 13,90 euritos de nada con envío incluido (que encima es super económico) me pedí mi GOGirl en color rosa.

Me llegó en menos de una semana a primera hora de la mañana, me sacaron de la cama, y ni corta ni perezosa aunque todavía escéptica y reacia, aproveché el primer pipí de la mañana (soy una valiente) para probarlo.
Me dio la risa floja mientras miraba las instrucciones como iba exactamente, levanté la tapa del WC y... que me moría de la risa, ¡ESTABA HACIENDO PIPÍ DE PIE! venga a reír... mi hijo estaba conmigo partiéndose de la risa junto a mi, vaya dos, ¡para habernos gravado! no hacía más que decir entre risas:
- ¡Mama! que estás haciendo pipi de pie, ¡¿como puede ser?! 
Y venga a reír los dos... jajajaja.

Ni que decir que quedé convencidisima desde el momento cero.
Está fabricado de silicona médica, apenas quedan 3 gotas, si estas por ahí las secas con un papelito higiénico, o si hay grifo le echas un agüita. Lo metes en la bolsita de plástico, enrollas y lo guardas en su botecito.
Cuando llegas a casa si quieres puedes meterlo en la lavadora, o lavarlo con agua y jabón bajo el grifo.
Yo e comprado en la tienda multiprecio recambios de esas bolsitas que hay para las caquitas de los perros. Así cuando llego a casa la tiro, lavo el GoGirl y me lo preparo para otro uso con una nueva bolsita y otro pañuelito de papel (o ahora toallita higiénica individual).

A los pocos días nos fuimos a un pantano donde apenas hay recovecos para orinar lejos de miradas indiscretas. Cuando sentí ganas no me acordaba de mi reciente compra y me aguanté un poco, era última hora y la gente empezaba a irse, y entonces caí en la cuenta que había metido el invento en la mochila, que para eso lo compré. Así que cogí mi botecito me fui hacia un pino algo discreto y un tanto timida y vergonzosa me dispuse a pasarle la prueba de fuego. Sin apenas bajar el pantaloncito y el bikini de espaldas al mundo y sin que se viese nada, ni ningún bichito merodease cerca de mis partes, vacié mi vejiga un poco nerviosa pero más a gusto que todas las cosas.

Y reafirmé mi encanto de la primera prueba. Tan contenta con mi hallazgo y compra que se lo enseñé a mi tía (compañera de salidas) y le convenció ipsofacto, con lo que le pedí otro para ella y aprovechando el envío yo me cogí otro en color kaki para llevar siempre a mano uno en la mochila y otro en el coche.

Sí, da apuro, es raro y te sientes extraña... pero oye la liberación que te da bien te vale ese momento que se te hace tan raro.

No solo es útil para el momento baño público, o salidas al campo, en fiestas del pueblo, en conciertos o ferias con esas cabinas urinarias, si vas en moto o esquías con monos... Señoras mayores que no pueden permitirse esas posturas acrobáticas y en equilibrio. Para cuando estás embarazada y has de orinar fuera de casa. O si llevas a tu pequeño en portabebé, yo me e visto en la tesitura de tener que hacer pis fuera de casa con el niño en el fular, con el abrigo, la bolsa en un hombro, la cola del fular colgando, intentando que el bajo del pantalón no tocase los charcos... ¡lo bien que me hubiese venido entonces!
Y si tienes niñas pequeñas lo mejor de lo mejor para no cogerla a pulso y dirigir el chorro en el WC. Imagina que tienes un bebé en brazos y la hermanita mayor que tiene pis ¿como te lo montas?, me están entrando sudores solo de pensarlo. ¿Y que me dices de ese momento boda? con su traje de novia, el enorme cancan... venga a brindar y luego ¿que? ¿has ayudado a alguna novia a hacer pis? Yo sí, y es media odisea jajaja.





GOgirl nos ofrece a todos los lectores del blog 
una oferta del -10%
Para beneficiarte de ella a la hora de hacer tu pedido 
tan solo tienes que introducir el código descuento:
uncajoncualquiera 





N. del A.  Acordarse de tener en cuenta la dirección del viento JAJAJAJA

-No es una entrada patrocinada-

martes, 1 de mayo de 2012

Toallitas limpiadoras caseras para todo tipo de superficies.

Hoy abrimos un cajón del lavadero...

Después de las toallitas higiénicas húmedas multiuso para el baño pensé que sería buena idea hacer unas para la limpieza en general. Puestos a ahorrar, vamos a hacerlo también con los productos de limpieza.
Esta vez e usado bayetas de microfibra cortadas por la mitad dobladas de igual manera que las higiénicas del baño que publiqué en la anterior entrada; también en un recipiente reciclado de toallitas comerciales.
Procedemos de igual manera a medir la mitad del recipiente de agua y esta vez la mezclamos con nuestro limpiador habitual multiuso, dos cucharadas de postre, mezclamos bien y empapamos las bayetas como ya expliqué con las toallitas húmedas caseras.
En mi caso e usado menos cantidad de limpiador ya que gasto uno ecológico concentrado con lo que e añadido unos 2ml de producto.

Con una de estas bayetas cortadas puedo limpiar tres de los sanitarios del baño (bidet, lavamanos, wc) espejos y una parte de las baldosas de la pared, que en su defecto podría haber sido la bañera lo que estaba ocupada por mi pequeño y su baño diario.
Hoy las e probado en el cuarto del niño, y con un corte de estos e limpiado todos los muebles, cajones de ruedas, algunos juguetes grandotes y la ventana.
Ahorras un montón de producto y tiempo. Una de las ventajas de limpiar con toallitas húmedas (el mercado está lleno de diferentes paquetes para todo tipo de limpiezas) es que son rápidas de usar, sacas pasas y te vas. No chorrean o salpican y con una pasada lo tienes listo, sin necesidad de enjuagar o secar. Si quieres unas más tipo a las del supermercado y no tener que ir lavando bayetas, cambias estas por papel resistente, las usas, las tiras y a otra cosa mariposa.
Ahora tengo pendiente hacer unas antical, donde vivo el agua es dura durisima y la cal y yo tenemos una lucha constante que me trae por el camino de la amargura con lo que un limpiador general se me queda corto y necesito algo específico para la cal. Así que en el lavadero tendré dos cajitas de toallitas limpiadoras, las multiuso para todo tipo de superficies y las antical.

Para la cocina podemos hacer unas con nuestro desengrasante habitual, siempre la misma técnica, mitad del recipiente de agua y un par de cucharadas de postre de producto (contando con que la caja sea de un tamaño similar al de las toallitas que solemos encontrar en las tiendas, sino habría que augmentar la cantidad de producto limpiador en proporción al tamaño del contenedor).